Noticias - Blog

Imagen Noticia

Definiciones para entender mejor el WiFi

18/03/2022 Autor noticia

Wi-Fi: también llamada WiFi o WLAN (red de área local inalámbrica) es una tecnología para transmitir información digital de forma inalámbrica a distancias cortas. El término Wi-Fi significa Wireless Fidelity: un término introducido por Wi-Fi Alliance.

Wi-Fi Alliance: este organismo es responsable de probar y aprobar los productos Wi-Fi. Los productos aprobados están etiquetados como “Wi-Fi Certified™” (una marca de calidad registrada), si el producto cumple con las condiciones impuestas y es compatible con el estándar Wi-Fi.

LAN: una red de área local, o LAN para abreviar, es una red que conecta ordenadores y otros dispositivos ubicados en un área restringida localmente para que puedan comunicarse entre sí. Un pequeño ejemplo es su red en casa.

802.11: IEEE 802.11 describe los estándares de red inalámbrica (LAN inalámbrica) desarrollados por el Grupo 11 del Comité de Estándares de LAN de IEEE (IEEE 802). Estos estándares garantizan que los productos Wi-Fi puedan funcionar juntos, independientemente de la marca.

G, N, AC, AX: Designación para diferentes estándares de Wi-Fi que introducen técnicas cada vez mejores y más rápidas para una mejor experiencia de Wi-Fi.

SSID: identificador de conjunto de servicios que emite un transmisor Wi-Fi para que sea visible y seleccionable para un receptor Wi-Fi. A menudo al SSID se le conoce como “nombre de la red”

WPA, WPA2, WPA3: Las siglas WPA (Wi-Fi Protected Access), en español, “Acceso WiFi protegido), es un sistema para proteger las redes inalámbricas Wi-Fi. La diferencia está principalmente en el cifrado de los datos.

2.4 y 5GHz: son las bandas de frecuencias de radio liberadas con las que se permite transmitir sin licencia con una potencia limitada.

Cliente Wi-Fi: este es un dispositivo que permite la transferencia inalámbrica de datos con un punto de acceso Wi-Fi. Algunos ejemplos son los teléfonos inteligentes, tabletas, ordenadores portátiles.

Punto de acceso Wi-Fi: es un transceptor que opera en frecuencia 2.4 o 5GHz que, en combinación con un Cliente Wi-Fi, permite que las señales digitales sean transportadas por el aire. Un punto de acceso se utiliza a menudo en entornos empresariales. Un punto de acceso se abrevia con AP.

Radio: en otras palabras, transceptor en un enrutador o punto de acceso Wi-Fi. La radio es responsable de enviar y recibir la señal Wi-Fi digital.

Enrutador: un enrutador o router es un dispositivo con el que puede conectar dos tipos diferentes de redes. Un pequeño ejemplo es conectar la red doméstica a Internet.

Enrutador Wi-Fi: es un enrutador con un punto de acceso Wi-Fi integrado. En la práctica, la mayoría de las conexiones a Internet no comerciales se realizan con esta solución.

Repetidor Wi-Fi: un repetidor de Wi-Fi es un dispositivo con el que puede pasar una señal de Wi-Fi en bucle. Esta técnica a veces se aplica en situaciones en las que el alcance de un punto de acceso no es suficiente para cubrir una situación completa.

Enrutador Wi-Fi de doble banda: un enrutador en la mayoría de los casos se compone de dos radios. Al aplicar una radio para la frecuencia de 2.4GHz y la otra radio para 5GHz, es posible admitir clientes Wi-Fi de 2.4 y 5GHZ con una misma solución.

Enrutador Wi-Fi de triple banda: un enrutador con 3 radios integradas. La primera radio opera a 2.4GHz y las otras dos radios operan a 5GHz en diferentes canales. Con los enrutadores NETGEAR Tri-Band Nightwak, los clientes Wi-Fi lentos y más rápidos se colocan cada uno en una radio de 5GHz separada, mediante el equilibrio de carga. Esto evita que los clientes Wi-Fi más lentos obstaculicen a los más rápidos, garantizando un mejor rendimiento.

Backhaul: el backhaul, “red troncal inalámbrica”, es la denominada columna vertebral de una red Wi-Fi inalámbrica. La solución NETGEAR Orbi utiliza el backhaul para conectar el satélite Orbi al enrutador Orbi. En la práctica, esta tecnología logra resultados significativamente mejores con la repetición de Wi-Fi.

Equilibrio de carga: es la distribución de los clientes de Wi-Fi a través de múltiples radios o puntos de acceso. Esto distribuye la carga de manera más justa entre los recursos disponibles, mejorando la experiencia del usuario.

Dirección de banda: en los productos NETGEAR Home, hay una técnica para enviar clientes Wi-Fi a la banda de 2,4 o 5GHZ, si corresponde. El objetivo aquí es facilitar la mayor velocidad posible para los clientes de Wi-Fi. Por lo tanto, puede suceder que un cliente lento de 5GHz se envíe automáticamente a 2.4GHz si este cliente es o se vuelve lento.

Beamforming: explicado brevemente, beamforming asegura que el cliente Wi-Fi y le punto de acceso alineen las señales de manera más óptima posible, lo que mejora en gran medida la recepción de la transmisión. El resultado es una señal Wi-Fi más rápida y potente con mayor alcance para cualquier dispositivo. En lugar de simplemente transmitir en todas las direcciones, el AP o el cliente intenta transmitir datos inalámbricos destinados a un dispositivo que es óptimo para el dispositivo.

MIMO: es una técnica para transferir datos de forma inalámbrica utilizando múltiples antenas de recepción y transmisión. MIMO significa Multiple-Input Multiple-Output  permite velocidades más altas. Por esta razón, cada vez se ve más en el mercado enrutadores Wi-Fi con múltiples antenas.

MU-MIMO: en el pasado, en la comunicación inalámbrica, solo una radio podía transmitir, las otras radios tenían que estar en silencio, de lo contrario no era posible la comunicación. Gracias a la tecnología detrás de MU-MIMO, es posible admitir múltiples clientes Wi-Fi simultáneamente con un punto de acceso. Dependiendo del chip Wi-Fi utilizado, son posibles 2, 3 o 4 sesiones Wi-Fi simultáneas. Una pequeña advertencia es que tanto el AP como el cliente deben admitir MU-MIMO.

Contacte con nosotros para más información

+34 926 551 295 - info@ctalcazar.es